LaescuelacontraelmundoVarias deliciosas horas he pasado leyendo el último libro de Gegorio Luri (Navarra 1955) . Lleva por título La escuela contra el mundo y como subtítulo el optimismo es posible a lo que yo añadiría “y necesario”.

El autor sabe de lo que habla pues ha sido profesor de primaria, profesor de filosófía en bachillerato y profesor en la Universidad.
El esfuerzo, la memoria, el papel de las TIC en el futuro, el rol del profesor, la escuela, el papel de la familia… Luri dice muchas cosas que nadie más se ha atrevido a decir.

La escuela del siglo XXI no puede seguir siendo igual que la escuela de nuestros abuelos pero el cambio hay que hacerlo desde la esperanza y el optimismo y no desde el catastrofismo.
Se trata de una autocrítica serena, inteligente y con un toque de humor del sistema educativo actual a la vez que propone soluciones realistas a los problemas que presenta.

Preguntas que todos nos hacemos son abordadas a los largo del libro:

  • El sistema educativo español: ¿educar para la mediocridad?
  • ¿Hay solución al fracaso escolar?
  • ¿La escuela Titanic?
  • ¿Internet como futuro inmediato de la enseñanza?
  • ¿Pérdida de autoridad del profesor?

Gregorio administra el blog http://elcafedeocata.blogspot.com/donde escribe acerca de temáticas actuales.
La versión en castellano está a la venta desde el pasado 15 de junio, desde su publicación en catalán en noviembre de 2008, lleva más de 6.600 ejemplares vendidos.

Dos frases clave que han de hacernos reflexionar  :

  • España posee un sistema escolar que genera un fracaso escandaloso…
    Un país en esta situación se encuentra en una situación de emergencia nacional. Sin embargo,nadie parece asumir directamente sus responsabilidades. Lo que frecuentemente se hace es apuntar hacia…la inmigración o el atraso histórico del país. Ambas son justificaciones hipócritas.
  • El triunfo de la mediocridad disfrazada de equidad.
    Equidad y comprensividad son términos-fetiche, se presentan como ideas tan cargadas de nobleza que solo un desalmado podría ponerlas en cuestión, así que no se discuten aunque con los datos en la mano están convirtiendo la mediocridad en una nueva virtud republicana. Se confunde equidad con uniformidad.
    Para favorecer la equidad hemos decidido integrar dentro de una misma aula,a lo largo de toda la ESO a todos los alumnos de una misma edad cronológica idependientemente de cuál sea su perfil intelectual conductual o físico.

Sin lugar a dudas se trata de una lectura recomendable para estas vacaciones.