El lunes leí en el diario HOY una apasionante entrevista cuya lectura recomiendo con la venezolana Carlota Pérez, una de las mayores especialistas mundiales en tecnología y desarrollo socioeconómico.
Voy a reproducir en el blog cuando se le pregunta acerca de la educación:

-Vivimos en la sociedad del conocimiento, pero un estudiante medio de Secundaria tiene una ortografía penosa e ignora la historia de su país. ¿Cómo se entiende eso?

-La tarea fundamental es hacer una reforma educativa profunda. Y eso supone atraer hacia la educación a algunas de las mejores mentes y a líderes sociales. Para ello hay que recuperar la figura del maestro, algo que se plasma en altos salarios y mucho reconocimiento social. No se pueden cambiar los resultados del sistema educativo si los maestros no son personas respetadas socialmente. En Japón y Corea se les paga muy bien, se les tiene en alta estima, y por eso los resultados son de gran éxito, porque sus profesores están estimulados y la educación es un objetivo social central.

-Hay que primar la creatividad, dice usted. Pero hoy día se la castiga: se piratean programas de ordenador, música, cine, videojuegos, patentes… ¿Cómo va alguien a ser creativo así?

-Quizás estamos aplicando ideas viejas sobre cómo protegerla. Desde que se hizo posible bajar la música legalmente por menos de un euro se piratea menos. Hay que recordar que la creatividad nace de la necesidad y si la sociedad valora las posesiones, la creatividad se desplegará para obtenerlas de cualquier modo. Entre los desposeídos, el creativo es el que inventa modos ingeniosos de robar.

-‘El Capital’, ‘La ética protestante y el espíritu del capitalismo’, ‘Teoría general del dinero’… libros esenciales para entender una época. ¿Cuál es el que ha hecho el diagnóstico certero de la actual?

-Creo que no se ha escrito. Hay un vacío espantoso de teoría política. No tenemos donde agarrarnos. Hace falta urgentemente una visión de futuro que convenza a las élites intelectuales y políticas y que movilice a la sociedad.