Uno de cada cuatro alumnos no acaba la educación obligatoria mientras estudiantes, profesores y padres no se ponen de acuerdo en las causas ni en las soluciones a este problema.

“El fracaso escolar no sólo consiste en que no obtengan el título de la ESO, sino también en los que lo obtienen y no saben nada. Esto no figura, pero no saben hacer la “o” con un canuto aunque tengan un título”, recalca Blanca García Olmos, Presidente Nacional de la Asociación de Profesores de Secundaria. Se trata de lo que esta catedrática de Instituto denomina el ‘fracaso escondido’, el de aquellos alumnos que pasan cursos académicos gracias a la promoción automática, sin aprobar todas las asignaturas y sin afianzar los conocimientos que en los siguientes cursos les requerirán.

Leer informe de Consumer Eroski