Niños que tienen contacto con Internet y todas sus herramientas desde edades muy tempranas. Están en Siarrouy, en el sudoeste de Francia.
Desde noviembre están aprendiendo a escribir, pero no con un lápiz o un bolígrafo, sino con el teclado de un ordenador. También están dejando sus primeros mensajes en Twitter con solo cinco años.

Fuente: