Un joven pamplonés de 20 años ha sido condenado a pagar una suma total de 6.600 euros en concepto de multas e indemnizaciones por haber creado una página web en Internet desde la que insultó a profesores y alumnos del instituto en el que estudiaba, en Pamplona. En concreto, el juzgado de lo Penal número 2 de Pamplona impone al joven una multa de 1.200 euros como autor de un delito continuado de injurias graves y con publicidad, y le condena a pagar, además, 600 euros a cada uno de los cuatro profesores a los que insultó. Finalmente, tendrá que indemnizar con otros 3.000 euros a una compañera de clase a la que, entre otras cosas, llamó «animal prehistórico».

Artículo completo en La Razón Digital