Excelente artículo de María Farber en el prestigioso periódico Clarín acerca de los Edublogs y los wikis titulado “¿Quién le enseña a quién?” en el que aparece mi querido Mario, un merecido reconocimiento a una de las estrellas de la blogosfera educativa.

Un blogfesor por un blogfesor

Poco tiene de parecido un profesor blogger al de las aulas. Aunque sean el mismo en uno u otro ámbito, en Internet, el maestro posee otras características. Mario Núñez Molina es autor del Manifiesto del Blogfesor y apunta aquí trazos acerca de su perfil:

– El Blogfesor está orientado hacia la interacción, la participación y las redes sociales en el ciberespacio.
– Se beneficia de la inteligencia colectiva mediante servicios como Delicious, Furl, Flickr, Blinklist, entre otros.
– Considera que sus canales de RSS son herramientas de educación continua.
– Cree que toda persona es un experto sobre algún tema.
– Prefiere utilizar aplicaciones y programas libres.
– Es un “prosumidor”. No sólo es un “consumidor”de la información sino que también la genera.
– Considera que lo más importante no es memorizar cómo se hacen las cosas, sino saber dónde puede conseguir la información que necesita en determinado momento.
– Sus aportaciones están bajo licencia de creative commons o copyleft.
– Pasa gran parte del tiempo clasificando lo que aprende o necesita aprender mediante etiquetas o tags.
– En vez de regirse por la ética de la competencia, se rige por la ética de la colaboración y la sinergia.

Aprender a aprender es una de las cuestiones, diseñar contenidos curriculares de manera conjunta (entre profesores y alumnos) es otra. Los formatos de la web actualizan el debate educativo. Lo que aquí sucede no pasa en las aulas, y lo que ya es un fenómeno comienza a tomar fuerte impulso. Wikimedia, la casa madre de Wikipedia, acaba de lanzar Wikiversidad en su fase beta, el proyecto pretende funcionar como plataforma colectiva de creación de material docente y también como alojamiento de comunidades y proyectos educativos. Educared, por su parte, dio impulso al Wikillerato, que combina la modalidad colaborativa del wiki y los contenidos curriculares del secundario para reunir a maestros y alumnos.

Por su parte, la blogósfera también empieza a ser plataforma para la educación con una cada vez más poblada red de blogfesores y edublogs. Los edublogs combinan la espontaneidad del blog con la posibilidad de compartir contenidos educativos. A veces están destinados a ayudar a alumnos, y otras, a debatir cuestiones entre pares o ambas cosas a la vez. Sus seguidores encuentran en el formato varias ventajas: es gratuito, permite integrar varias herramientas y varios autores, es interactivo y se puede acceder desde cualquier país, lo que ofrece interesantes posibilidades de intercambio. Además, el blog es una excelente herramienta de organización discursiva porque permite clasificar fácilmente la información por temas, fomenta el debate y la participación, y también permite un acceso directo a las fuentes, o al menos a algunas de ellas.

“Un blogfesor es un maestro que utiliza el blog como herramienta de aprendizaje. Así que los blogfesores son aquellos maestros que mantienen un blog educativo o edublog”, explica Mario Núñez Molina, profesor universitario, coordinador del Instituto para el Desarrollo de la Enseñanza y el Aprendizaje en Línea y autor del Manifiesto del Blogfesor, quienes suscriben a él pueden colgar en sus sitios el sello de pertenencia: “soy un blogfesor”.

Al igual que Nuñez Molina, muchos blogfesores prefieren usar la palabra aprender, antes que enseñar. Acaso en eso consista la nueva filosofía educativa online. “En la Wikiversidad se aprende practicando, creando”, reza la propuesta de la universidad wiki. Y para ello organizó dos instancias de participación: proyectos de aprendizaje y grupos de estudio. La idea es que un grupo de gente con un objetivo común desarrolle páginas con actividades y material para los estudiantes. “Una comunidad de aprendizaje es un espacio en el cual los miembros comparten lo que aprenden y por lo tanto todos son maestros y todos son estudiantes. No hay una distinción clara entre los profesores y estudiantes: todos enseñan y todos aprenden. Lo que implica que en realidad no existe la enseñanza, lo único que existe es el aprendizaje”, señala Nuñez Molina.

Mientras Wikiversidad admite cualquier nivel educativo, Wikillerato se ajusta a los contenidos del nivel medio. “Está apoyado en el currículo del bachiller. La idea es que profesores y alumnos participen y aporten conocimiento para engrosar cualquier asignatura del bachillerato y crear un repositorio de materiales”, explica Manuel Rodríguez Jiménez, responsable de contenidos de EducaRed, que impulsa el proyecto desde España para toda Iberoamérica. “Es un proyecto participativo, si no es participativo, no significa nada. No es la intención hacer un repositorio de contenidos. Eso está muy bien, pero no es la idea que tenemos. Queremos que la gente accione, que se comunique entre sí”.

Esta forma de comunicación horizontal aparece como la clave de los proyectos educativos en la web, por eso los antiguos moldes quedan patas para arriba. “La Web nos ofrece una mayor libertad para aprender y además aumenta significativamente las formas mediante las cuáles podemos aprender. Nos ofrece recursos gratuitos mediante los cuales podemos fortalecer el proceso de enseñanza-aprendizaje. Nos brinda la oportunidad de crear nuestro propio currículo sin la necesidad de depender de expertos”, señala Nuñez Molina.

Por eso para muchos, la sospecha radica en la calidad de los contenidos. Para garantizarla, Wikillerato recurrió, esta vez sí, a los expertos: “Vamos a moderar los contenidos en cada asignatura. Ya tenemos tres moderadores y se irán completando las restantes asignaturas. Contamos con varios candidatos y tenemos el apoyo de Fundación Telefónica, no nos faltan recursos para elegir a nuestros moderadores. Cada uno de ellos tiene la función de cuidar que no haya vandalismo, que los contenidos se adecuen a la curricula”, señala Rodríguez Jiménez. En este caso los contenidos se siguen la formalidad curricular, pero como dijo Jiménez, eso es lo de menos, lo importante es la participación. Es el aporte de los usuarios lo que hace a la wiki ser lo que es. “Había dudas de cómo se comporta la gente en la tecnología wiki, sin embargo la gente se comporta mejor de lo que uno espera”, desmiente Rodríguez Jiménez.