COLPISA/AFP/MÉXICO

Su idea inicial fue acercar a sus hermanas a la literatura, pero Lamberto Álvarez, un mexicano de 27 años, se propone ahora crear ‘el YouTube de los audiolibros’, un espacio en internet donde se descargan y suben gratuitamente clásicos de la literatura universal leídos por voces anónimas. «Creé la página www.leerescuchando.com en noviembre de 2005 para que los jóvenes, que siempre están en internet, no sólo encontraran ocio, sino también cultura, como una forma de acercarlos a la literatura», explica Álvarez.

En su casa no se acostumbraba leer, pero Lamberto, originario de Monterrey, al norte de México, devoraba desde la infancia cuanta lectura se ponía a su alcance. Sus primeros libros fueron textos de física y en el bachillerato se acercó a la literatura.

«Leo por gusto. Empecé con ciencia ficción, con H.G. Wells y Julio Verne», comenta Álvarez, ingeniero en sistemas de profesión y que reconoce no tener inclinación alguna por la creación o el análisis literario.

Hace tres años empezó a grabar, con su propia voz, algunos libros para que sus tres hermanas menores, a las que «les da pereza leer», los escucharan.

Como ingeniero de sistemas, Álvarez ideó su propia página de internet donde colocó los ‘audiolibros’, en formato mp3, que graba él, su novia, su familia y algunos colaboradores.

Autoedición

«La grabación es sencilla, nada profesional. Basta bajar un programa gratuito para grabar. Uno mismo se autoedita, es decir, si me equivoco, regreso al error y vuelvo a empezar», explica.

Los títulos, una treintena, son clásicos de la literatura universal, como cuentos de Edgar Allan Poe, Oscar Wilde, Arthur Conan Doyle y algunas piezas del poeta nicaragüense Rubén Dario y el novelista mexicano Manuel Altamirano.

«Escojo obras de más de 200 años para no tener problemas con los derechos de autor», explica Álvarez al detallar que también tiene ‘El Quijote’, de Miguel de Cervantes de Saavedra, en una grabación de la comunidad autónoma de Aragón.

Las lecturas son íntegras, no se hacen ediciones de los textos y Erika Sánchez, de 29 años de edad y novia de Lamberto, está inmersa en el proyecto de grabar ‘Las mil y una noches’.

«Sé que es una lectura que me llevará toda la vida, pero lo voy a terminar», dice la joven, quien confiesa haber llorado con varios de los mensajes que los cibernautas dejan en la página.

«Hay débiles visuales o invidentes a los que su familia les bajan los audiolibros y nos lo agradecen mucho, como una muchacha cuya madre ya no puede ver y nos dice que la hemos hecho muy feliz», comenta la joven.


Entradas posiblemente relacionadas: