Todos menos algunos políticos somos conscientes del lamentable estado del sistema educativo español.

Un 28% de los jóvenes estudiantes de 18 años no tiene el título de Bachillerato o similar. Ésta es la principal conclusión, en lo referido a nuestro país, del informe anual Panorama de la Educación. Indicadores de la OCDE, que ha hecho público hoy el citado organismo internacional.

Según los datos de este trabajo comparativo, España está a la cola del éxito académico en este medidor de la enseñanza postobligatoria, 11 puntos por debajo de la media de los países de la OCDE y sólo por delante de México y Chile. El promedio de la UE rebasa en 14 puntos el porcentaje español.

A la preocupante cifra del Bachillerato habría que añadir la ya conocida de fracaso escolar en la ESO no incluida en este estudio.

Informe español: Panorama de la Educación. Indicadores de la OCDE 2008 (PDF)

Otro reciente informe pone de manifiesto que en esta etapa el fracaso escolar se dispara hasta el 30,8% tras crecer 1,2 puntos en 2006.